#DomingoRandom | Cantabria '16

Holiwiiiss

¿Que tal estais?

Este finde Olatz y yo hemos una pequeña escapada a Cantabria (en el norte de españa) con nuestra familia, y hemos decidido contaros nuestra experiencia en la casa rural a la que fuimos.  Aquí os dejamos un pequeño resumen de cada dia:



Dia 1 (Viernes):

Salimos a las 16:30 de casa. Tras aproximadamente 3 horas de camino, por fin llegamos a nuestro destino: un pueblito situado en el suroeste de Cantabria llamado Suano. En el camino, pudimos observar varios aspectos del medioambiente, nieve, sol, lluvia… Ese día, lo único que hicimos fue adaptarnos en la casa y descansar, ya que llegamos a la casa hacia las 19:30. Con más de cuatro dormitorios, dos baños y una gran sala de estar, la casa nos enamoró a todos. Eran dos pisos llenos de decoración y color ya que cada habitación estaba pintada y decorada con un ambiente diferente. En el piso de abajo, estaban la cocina, el salón, la despensa, un baño y una puerta que dirigía al pequeño jardín. En la segunda planta se encontraban cuatro dormitorios con una cama de matrimonio, dos mesillas (una a cada lado de la cama), una cajonera, un armario enorme y una especie de puff que se podía estirar y hacer de cama. En el segundo piso también había un baño gigante con una bañera enorme.
Esa noche, después de cenar, estuvimos todos juntos en familia y descansamos para el próximo día.




Dia 2 (Sábado):
Nos levantamos entre risas a las 9:00 de la mañana (ya para mí también es muy pronto) muertas de sueño, y después de desayunar nos dirigimos a un pequeño castillo que estaba rodeado de montañas al lado de un pequeño pueblo llamado Argüeso. Fuimos a ver el castillo, y en el camino, nos encontramos con burros, vacas y caballos (eran super cuquis), y Olatz y yo (sobre todo Olatz) nos encariñamos con un burro gris. Después de ver el castillo (por fuera), nos dirigimos en coche al pueblo de Argüeso, pero a la hora de aparcar, la rueda se metió en el barro, y tuvimos que retroceder (el momento fue un poco tenso, pero después nos reímos un montón). Terminamos yendo al nacedero del Ebro, que como el nombre indica, es el principio del río Ebro. Es un sitio muy bonito, en el que sacamos fotos muy chulas. Lo único malo, fue que llovía un poco, y era bastante desagradable. Después de almorzar allá, nos dirigimos a Reinosa, donde compramos un montón de chocolate y caramelos y comimos. Al parecer, en Reinosa tienen la manía de ponerle picante a cualquier comida (por lo menos en nuestro restaurante), así que si vais allí, procurad pedir comida sin picante. Después de comer, nos dirigimos a Suano, y paseamos por el pueblo y sus alrededores. Esa zona tiene unas vistas super bonitas, que merece muchísimo la pena ver, y está todo rodeado de hierba y animales. Después del paseo, volvimos a casa, cenamos y estuvimos jugando a cartas todos juntos.


Dia 3 (Domingo):
Después de un despertar lleno de mucho sueño, nos hemos reunido con los dueños de la casa rural para devolverles las llaves, y después de despedirnos, nos hemos ido a un pequeño pueblo envuelto en montañas llamado La población. En el pueblo, lo más bonito que hemos visto (en mi opinión) han sido las cascadas, que estaban situadas de alto a bajo del pueblo hasta llegar a la entrada. Después de subir unas empinadas escaleras, hemos llegado al pueblo en sí (lo que son las casa y los restaurantes). Según hemos llegado hemos almorzado, ya que teníamos todos mucha hambre. Como allí también había unas vistas bonitas, hemos hecho varias fotos, y después de eso, hemos ido a comer al mismo restaurante en el que hemos almorzado (el resto estaban llenos). Desafortunadamente, después de comer, hemos cojido el coche y hemos vuelto a nuestro pueblo, ya que queramos o no, mañana hay que ir a clase.